domingo, 22 de abril de 2012


Destrucción de los ecosistemas y alteración de procesos fisiológicos y genéticos del hombre.                                                                       

México está situado en una posición privilegiada respecto al trópico. Lo que ocasiona una gran variedad de climas y por consecuente una diversidad de ecosistemas naturales.
Sin embargo en los últimos años estos espacios naturales se han visto muy afectados por la intervención del hombre principalmente. La gran cantidad de especies animales y vegetales que existen dentro de estos ecosistemas hacen que la sociedad los explote para obtener beneficios, al entrar en contacto la mano del hombre con la naturaleza provoca grandes daños a los ecosistemas, ocasionando la muerte de gran cantidad de plantas y animales que forman parte de la extensa biodiversidad con la que cuenta nuestro país.


La producción  industrial provoca mutaciones genéticas en algunas especies, según ha comprobado un equipo de científicos que así lo cuentan en los Proceedings de la Academia Nacional de la Ciencia de Estados Unidos PNAS. La investigación se centró en las acerías que existen en la región canadiense de los Grandes Lagos, que liberan a diario diferentes componentes químicos a la naturaleza.

Según los investigadores, las acerías utilizan cantidades enormes de carbón y emiten centenares de compuestos químicos, muchos de los cuales podrían afectar al patrimonio genético de las especies.

Estos descubrimientos constituyen una seria advertencia también para la población humana, que por efecto de la contaminación puede adquirir mutaciones genéticas que pueden manifestarse a través de las siguientes generaciones.
Por ello, los investigadores recomiendan a las personas que viven y trabajan en entornos contaminantes, que aumenten los controles para detectar posibles cambios genéticos que puedan afectar negativamente a sus descendientes

4 comentarios: